Estándar

 

PERIODOS Y CORRIENTES LITERARIAS

 

 

 

LITERATURA ANTIGUA

LITERATURA MEDIEVAL

RENACIMIENTO

 

UBICACIÓN

TEMPORAL

Comprende desde el surgimien to de la escritura hasta el 476 d.C. (caída del Imperio Romano de Occidente). En arte se refiere fundamentalmente al arte grecolatino. - Comprende desde el siglo V (caída del Imperio Romano de Occidente) hasta el siglo XV (caída del Imperio Bizantino) . Comienza en Italia en el siglo XIV. En España se desarrolla durante el siglo XVI.
 

 

RASGOS

ESTÉTICOS

 

- Imitación de la naturaleza (mímesis).

- Racionalidad.

- Antropocentrismo.

- Armonía y equilibrio.

- Función didáctica y esté-tica

 

- Carácter conservador y tradi-cional.

- Mezcla entre lo natural y sobrenatural, lo religioso y lo pagano.

- Mezcla entre lo culto y lo popular.

- Carácter moralizante.

- Límites difusos entre los géneros literarios.

- Exaltación del mundo y del ser humano.

- Admiración por la antigüe-dad clásica y sus principios estéticos: armonía, sencillez, ponderación e idealización.

- Se pretende reproducir la belleza divina, por medio de la búsqueda de perfección.

- Arte estático.

 

 

GÉNEROS

OBRAS Y

AUTORES

- Mitos recogidos en obras como Las metamorfosis de Ovidio (por ejemplo, Orfeo y Eurídice).

- Epopeyas: La Odisea y La Ilíada de Homero, La Eneida de Virgilio.

- Tragedias: Edipo Rey, Antígona y Electra de Sófocles; tragedias de Esquilo y Eurípides.

- Comedias del griego Aristófanes y de los romanos Plauto y Terencio.

- Poesía de los griegos Safo, Arquíloco y Píndaro y de los romanos Virgilio y Horacio.

- Fábulas del griego Esopo y del romano Fedro.

- Género epistolar: Epístolas morales a Lucilio de Séneca y Epístola a los pisones de Horacio.

 

 

 

 

 

*Paralelamente, en el Oriente se desarrollan obras como el Poema de Gilgamesh, epopeya mesopotámica; Purana, textos mitológicos hindúes; el Ramayana y el Mahabbarata, epopeyas indias constituidas por innumerables relatos; el Bhagavad-gita, poema filosó-fico de la cultura védica incluido dentro del Mahabba-rata; y el Pantschathrantra, libro de fábulas del indio Bidpay o PiIpay.

- Jarchas mozárabes.

- Poesía lírica: Cantigas de Alfonso X, poesía octosílaba (cancioneros, romanceros), Serranillas del Marqués de Santillana, Coplas a la muerte de su padre de Jorge Manrique.

- Poesía épica o cantares de gesta: La chanson de Roldan, Poema de Mio Cid, El anillo de los nibelungos.

- Poesía narrativa: Divina Comedia de Dante Alighieri. También destaca la poesía narrativa culta española desarrollada por el mester de clerecía Gonzalo de Berceo con la obra Los milagros de nuestra señora.

- Narrativa en prosa: El conde Lucanor de don Juan Manuel.

- Fábulas o Exiemplos en prosa y en verso: Bestiarios franceses como Le Roman de Renard de RoncesvalIes. El conde Lucanor de don Juan  Manuel, El libro de buen amor de Juan Ruiz, el Arcipreste de Hita.

 

- Dramas litúrgicos: El Auto de los reyes magos.

- Tragicomedia: Celestina de Fernando de Rojas.

 

*Paralelamente, en América, las culturas originarias desarrollan una literatura de carácter mítico religioso, tanto en lo narrativo (Chilam Balam, Popol Vuh), como en lo lírico (Nezahualcóyotl).

 

*En cuanto al Oriente, destaca La mil y una noches, compilación de cuentos persas, árabes, hindúes y egipcios, realizada supuesta-mente en el siglo IX por un cuentista árabe.

- Poemas de nuevo estilo (il dolce stil nuevo): estilo creado por el poeta italiano Francesco Petrarca y seguido por Garcilaso de la Vega (Égloga I). Este estilo se caracteriza por el uso del verso endecasílabo, estrofas como el terceto y géneros poéticos como el soneto, la canción, la oda y la lira.

- Poesía religiosa: Oda a la vida retirada de Fray Luis de León.

- Poesía mística: Cántico espiritual entre el Alma y Cristo, su esposo de San Juan de la Cruz y El castillo interior o Libro de las siete moradas de Santa Teresa de Jesús.

- Novela de caballería: Amadís de Gaula, novelas del ciclo artúrico.

- Novela pastoril: La Galatea de Miguel de Cervantes.

- Novela picaresca: El Lazarillo de Tormes.

- Cuentos: Cuentos de Canterbury de Geoffrey Chaucer y el Decamerón de Giovanni Boccaccio.

- Epopeya: La Araucana de Alonso de Ercilla.

- Crónicas de Indias: crónicas históricas escritas por europeos como Diario del primer viaje (Cristóbal Colón y Padre de Las Casas) y por americanos, como Comentarios Reales del inca Garcilaso de la Vega.

 

TÓPICOS

LITERARIOS

a) Ars naturae imitatio (“El Arte, imitación de la Natura-leza”): Carácter imitativo del arte respecto a la Naturaleza: principio de la “mímesis” aristotélica. Similar a “Ars aemula naturae”. a) Ubi sunt? (¿Dónde están?, ¿qué se hicieron?): Es el lamento, la pregunta retórica de aquellos momentos, lugares o personas que quedaron cubiertas por el paso del tiempo y de las que sólo nos quedan el recuerdo. Su uso más conocido es el de las Coplas por la muerte de su padre de Jorge Manrique

b) Magister dixit (El maestro ha dicho): Durante la Edad Media las opiniones escritas no se respetan por su verdad intrínseca, sino por la importancia y el prestigio de quien lo ha escrito. Como dogmas, no se discute lo que han dicho los grandes autores, porque no tienen sentido crítico.

c) Homo viator (Hombre caminante): Se interpreta la vida como un viaje, un largo camino en el que el hombre, peregrino, va cambiando y se va purificando, convirtiéndose en una persona más sabia y madura, a medida que experimenta las adversidades de la vida.

d) Locus amoenus (Lugar ameno): Se presenta la idealización de un lugar paradisíaco, ideal, donde el hombre entra en armonía con cada uno de los elementos de la naturaleza

e) Tempus fugit (El tiempo vuela, o huye): El tiempo es inaprensible, no puede detenerse ni hacerse retroceder. Es un lema muy usado en la decoración de los relojes.

 

a) Carpe diem (Cosecha cada día o aprovecha el día): Dis-fruta y aprovecha el momento. Muy utilizado sobre todo en la época renacentista, indica que debemos aprovechar cada momento de la vida

 

b) Donna angelicata (propia del humanismo; la amada es considerada como un ser divino, puro e inteligente; pero, a la vez, es fría y distante).

 

 

 

 

 

 

 

BARROCO

NEOCLASICISMO

ROMANTICISMO

 

UBICACIÓN

TEMPORAL

 

Siglo XVII.

 

Siglo XVIII en Europa y primera mitad del siglo XIX en América. Coincide con el período las monarquías absolutas y de la Ilustración. Se inicia en Francia. Primera mitad del siglo XIX en Europa y segunda mitad del siglo XIX en América. Es el movimiento de la ilustración por excelencia.
 

 

RASGOS

ESTÉTICOS

- Reacción frente a la racionalidad, cánones y reglas del arte clásico.

- Mezcla entre lo religioso y lo profano.

- Visión desengañada de la realidad, relativismo (creencia de que no existen verdades inmutables).

- Busca sorprender por medio de lo maravilloso, la falta de mesura (arte colosal, hiperbólico), lo grotesco, lo complicado, lo dinámico y los contrastes violentos

Imitación del arte clásico antiguo: equilibrio, armonía y moderación.

Arte normativo: no se pueden mezclar géneros ni formas de escritura. Surgen las “preceptivas”, tratados norma-tivos de la literatura.

- Carácter universal (todos los lectores se deben sentir identificados).

- Predominio de la razón sobre la imaginación.

- Expresión de sentimientos pulidos y tamizados por la razón.

Finalidad didáctica-moral.

- Exaltación del yo individual y subjetivismo.

- Predominio de los sentimientos y la imaginación por sobre la razón.

- Se defienden los principios de libertad artística y originalidad.

- Disociación entre lo real y lo ideal que provoca un profundo dolor existencial.

- Actitud crítica y libertaria.

- Proyección del sentimiento en el paisaje.

- Valoración de lo nacional y popular

 

 

GÉNEROS

OBRAS Y

AUTORES

Poesía culteranista: poemas de Luis de Góngora como Y ríase la gente. También destaca el barroco americano con la poeta mexicana Sor Juana Inés de la Cruz.

- Poesía conceptista: poemas de Francisco de Quevedo como Poderoso caballero es don Dinero

- Novela picaresca: Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán o Historia del Buscón Don Pablos, ejemplo de vagabundo y espejo de tacaños de Francisco de Quevedo.

- Novela corta: Novelas ejemplares de Miguel de Cervanteso

- Novela moderna: El lngenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes.

- Teatro del siglo de oro español: obras de Lope de Vega como Fuenteovejuna; Calderón de la Barca, como La vida es sueño; y Tirso de Molina, como El burlador de Sevilla y convidado de piedra.

- Drama isabelino: obras de William Shakespeare como Hamlet, príncipe de Dinamarca y Macbeth.

- Teatro neoclásico: lo más destacable es la comedia moderna de carácter desarrollada por Moliére (El avaro). También destacan las obras de los franceses Pierre Gorneille y Jean Racine y del español Leandro Fernández de Moratín (El sí de las niñas).

- Fábulas: destacan las fábulas del francés Jean de La Fontaine y de los españoles Félix María Samaniego y Tomás de Iriarte.

- Novela sicológica: la obra más representativa es Robinson Crusoe del inglés Daniel Defoe.

- Novela: como precursor debemos mencionar a Goethe con su novela Las desventuras del joven Werther. También destacan autores ingleses como sir Walter Scott, autor de Ivanhoe; Mary Godwin Shelley, autora de Frankenstein; Emily Bronte, autora de Cumbres borrascosas; Edgar Allan Poe, famoso por sus Narraciones extraordinarias. En Francia son representantes Víctor Hugo, autor de Los miserables y Nuestra señora de París y Aurora Dupin, autora que escribió con el nombre George Sand. En Hispanoamérica se encuentran el argentino Domingo Faustino Sarmiento (Facundo), el colombia-no Jorge Isaacs (María) y el chileno José Victorino Lastarria (Don Guillermo).

- Cuentos maravillosos de los hermanos Grimm, Hans Christian Andersen y ETA Hoffmann.

- Poesía: destacan poetas alemanes como Novalis, Friedrich H61derlin y Friedrich Schiller, este último autor de La oda de la alegría; ingleses como William Wordsworth y Samuel Taylor Coleridge, ambos autores de la obra que inaugura el romanticismo inglés: Baladas líricas. También son ingleses Lord Byron, Percy B. SchelIey, John Keats y William Blake (El niñito negro). En Francia destaca el poeta Alphonse de Lamartine y en España, José de Espronceda, autor del poema La canción del pirata que se transformó en un himno del romanticismo español. Finalmente, postromanticista es el español Gustavo Adolfo Bécquer, conocido por sus Rimas. En Hispanoamérica es destacable la obra Martín Fierro del argentino José Hernández.

- Teatro: a Víctor Hugo se le debe la proclamación de la teoría dramática del Romanticismo francés. En España destacan el duque de Rivas con su obra Don Álvaro o la fuerza del sino y José Zorrilla con Don Juan Tenorio.

- Artículos de costumbres: el español Mariano José de Larra y el chileno José Joaquín Vallejo, más conocido como Jotabeche.

- Tradiciones: el peruano Ricardo Palma con sus Tradiciones peruanas.

 

TÓPICOS

LITERARIOS

Con el Barroco se vuelve a los tópicos de la Edad Media, que se revisten de una forma más culta y de una filosofía más profunda. Se deja el optimismo y claridad racional del Renacimiento y se vuelve al pesimismo y al oscurantismo medievales

 

Desengaño. Es el tema general en una generación que se ha formado escuchando y leyendo a los ascetas y místicos de la España de la Contrarreforma y encerrada en sí misma de Felipe II.

Tempus irreparabile fugit  ( o “el tiempo pasa irreparablemente” ). En el Barroco, la inestabilidad de los hombres y la fugacidad de las cosas hacen que  el presente sea una perpetua descomposición. “Solamente lo fugitivo permanece y dura”. “Hoy pasa y es, con movimiento / que a la muerte me lleva despeñado”. “Soy un fue, y un será, y un es cansado” (Quevedo). “Del tiempo huye lo que el tiempo alcanza” (Lope de Vega).  La melancolía saturniana. Bajo el símbolo de Saturno se suele expresar la melancolía por el paso de tiempo y la vejez.

Adynata ( o mundo al revés). Quevedo frecuentemente altera el orden lógico por el que debería corresponder si hubiera justicia en el mundo, como en La hora de todos o la Fortuna con seso.

Mundo como laberinto, gran plaza o mesón. El mundo es un sitio donde siempre las apariencias engañan y sólo la prudencia puede evitarnos el mal.

Concordia de opuestos (Baltasar Gracián dice que nuestra vida se “concierta de desconciertos”).

El mundo como guerra. “La vida del hombre milicia es en la tierra”, dice Mateo Alemán. Quevedo: “Esta guerra civil de los nacidos”.

Homo homini lupus: ( “El hombre es un lobo para el  hombre”). El hombre no es bueno con sus semejantes, sino que se aprovecha de ellos. El tópico lo formuló Thomas Hobbes en su Leviatán, pero proviene de una frase de Plauto: lupus est homo homini, non homo.

Memento mori: (“Recuerda que has de morir”, frase con que se solían saludar los monjes franciscanos). También se suele decir “Et in Arcadia ego”, esto es, “también yo (la muerte) estoy en la Arcadia”.

Odi profanum vulgus et arceo: (“Odio al vulgo profano y lo aparto de mí”, Horacio). Desprecio de los aplausos de la muchedumbre y búsqueda sólo de los de la gente instruida o de buen gusto. Es un tópico propio de los prólogos; se ha perdido en el Barroco el nobilitare renacentista de la lengua y literatura tradicional y se busca ahora exclusivamente lo selecto.

Omnia mecum porto, (“Conmigo llevo todas las cosas”). Filosofía del estoico que no se ata a los bienes materiales del mundo.

Mundo como teatro. El mundo es un teatro para Calderón (“teatro funesto es, donde importuna / representa tragedias la Fortuna”), donde todo es apariencia; así lo reflejó en su auto sacramental El gran teatro del mundo. Sólo la reflexión y la abstención de acción, que nos distancian de lo que ocurre en escena, nos puede dar el sentido de la obra. El teatro del Globo isabelino tenía por lema “el mundo entero es un teatro”.

La vida es sueño.  Es el famoso tópico que recoge Calderón en su obra La vida es sueño en donde la vida puede entenderse como un sueño del cual despiertas con la muerte. Sería una variante del anterior.

Sic transit gloria mundi  ( o “así pasa la gloria del mundo” ). Con esta frase recordaba el acompañante del victorioso jefe militar que era homenajeado en la Roma imperial, con un triunfo por sus hazañas, que la fama era pasajera.  Reflexión latina sobre lo efímero de la vanagloria mundana, de Tomás de Kempis en su Imitación de Cristo (1,3,6).  Estas palabras son las que se dirigen, por tres veces, al soberano Pontífice mientras arde una fogata de estopa, en el momento de su elevación al Papado, para recordarle la fragilidad de todo poder humano.

 

Somnium Scipionis (o “sueño de Escipión”, Cicerón). En un sueño, se ve a la distancia que dan las estrellas al gran imperio romano reducido a apenas una mota de polvo insignificante sobre la faz lejana de la tierra, por lo cual inspira desprecio toda ambición al lado de la recompensa que da la filosofía estoica.

 

Los antiguos son mejores que los modernos. Se pueden escribir obras maestras “con receta” imitando las virtudes de los dramaturgos grecorromanos.

El buen salvaje. Se considera que el hombre es bueno en la naturaleza y por naturaleza, y, por tanto, es corrompido por la civilización cuando esta lo conquista o entra en contacto con él.

Miscere utile dulci, “mezclar lo útil con lo dulce. “

  El Romanticismo es enemigo de las fórmulas estereotipadas y repetidas porque estima que su originalidad es nula y revela una imaginación agotada; se olvidan, pues, los lugares comunes sustituyéndolos por símbolos personales o mitos relacionados con la rebeldía o la naturaleza o en todo caso se buscan aquellos tópicos relacionados con la erosión del tiempo, la decadencia y la crítica.

El héroe rebelde. Ya sea Guillermo Tell, Don Carlos, Don Juan, Prometeo, el libertino o el pirata, los héroes románticos se crean sus propios valores morales, no se someten a ningún valor ético establecido y no pretenden ser modelos de conducta.

Símbolos personales como el albatros de Baudelaire representa al poeta condenado por su sensibilidad a la degradación y la autodestrucción a cambio de generar la belleza de la poesía; el cuervo de Poe representa el deseo de autoatormentarse. La violeta de Gil y Carrasco representa el emblema de su vida.

 

 

 

 

 

 

REALISMO

NATURALISMO

 

UBICACIÓN

TEMPORAL

Segunda mitad del siglo XIX en Europa y desde el úitimo decenio del siglo XIX hasta aproximadamente 1935
 

 

RASGOS

ESTÉTICOS

- Valoración de la realidad externa y objetivismo.

- Afán de actualidad.

- Finalidad cognoscitiva (permite conocer la realidad) y didáctica- social (contribuir al cambio social por medio de la educación ética de los lectores y de la denuncia social).

- Para lograr la objetividad se utilizan técnicas como la descripción objetiva, el narrador omnisciente, el uso de diálogos, etc.

- Se intensifican los rasgos del Realismo.

- Concepción materialista y determinista del ser humano: somos materia sin espíritu y no somos libres, sino que actuamos obedeciendo leyes biológicas (herencia) y sociales (ambiente, momento histórico).

- Aplicación de los métodos de la ciencia experimental a la literatura (verificación de hipótesis a través de una historia).

 

 

GÉNEROS

OBRAS Y

AUTORES

- Narrativa realista: el género más importante del Realismo es la novela que surge en Francia con autores como Honoré de Balzac (La Comedia Humana, gran obra de 97 volúmenes constituida por novelas como Papá Goriot y Eugene Grandet), Gustave Flaubert (Madame Bovary) y Stendhal (Rojo y Negro y La Cartuja de Parma). Maestros de la novela realista son los escritores rusos: Fédor Dostoievsky (Crimen y castigo y Los hermanos Karamasov) y Lean Tolstoi (Ana Karenina y La guerra y la paz). En Inglaterra destaca Charles Dickens (David Cooperfield) y en Estados Unidos, Henry James (El retrato de una dama), Louis May Alcott (Mujercitas) y Harriet Beecher-Stowe (La cabaña del tío Tom). En el caso de España, sus representantes son Cecilia Bohl de Faber que escribió con el seudónimo de Fernán Caballero (La gaviota), Benito Pérez Galdós (Marianela, Episodios Nacionales) y Juan Valera (Pepita Jiménez). En Chile el mayor representante de la novela realista es Alberto Blest Gana (Martín Rivas, El loco Estero). En cuanto al cuento realista, los más destacados son el ruso Antón Chéjov y el francés Guy de Maupassant.

- Teatro realista: Antón Chéjov (El tío Vaina, Las tres hermanas, Sobre el daño que hace el tabaco), Henrik Ibsen (Casa de muñecas).

Narrativa naturalista: Emile Zolá inicia ei naturalismo con su propuesta de “Novela experimental” (Teresa Raquin). En esta misma línea Beníto Pérez Galdós escribe su novela Misericordia y el chileno Daniel Riquelme, El perro del regimiento. No tan extremas son las novelas de la española Emitia Pardo Bazán, entre las que destacan Los Pazos de Ulloa. En Chile, Baldomero Lillo representa al Naturalismo a través de sus libros de cuentos Sub Terra y Sub Sole y Joaquín Edwards Bello a través de El roto.

 

- Narrativa mundonovista: en América Latina el Naturalismo se desarrolla también a través de un género particular: el mundonovismo. Se trata de novelas y cuentos en que se muestra al ser humano determinado por la naturaleza. Destacan La vorágine del colombiano José Eustasio Rivera, Don Segundo Sombra del argentino Ricardo Guiraldes, Doña Bárbara del venezolano Rómulo Gallegos, Los perros hambrientos del peruano Ciro Alegría y Cuentos de amor, de locura y de muerte de Horacio Quiroga.

 

TÓPICOS

LITERARIOS

La mujer adúltera. Emma Bovary, Ana Karenina, Ana Ozores testimonian la frustración de la mujer burguesa que ha alcanzado una formación intelectual semejante al hombre pero es prisionera de un sistema de valores antiguos que le encadenan a él.

El individualismo burgués. La mayor parte de las novelas realistas del XIX son “epopeyas de la burguesía”, de la gente corriente que intenta subir de condición social.

El choque entre tradición y modernidad, entre naturaleza y convención social, entre valores morales y materiales. Pepita Jiménez de Valera.

La diferencia de valores entre la ciudad y el campo. Tess d’Uberville o Jude el obscuro de Thomas Hardy. Cañas y barro de Blasco Ibáñez. En el siglo XIX grandes masas de campesinos arriban a las ciudades y se produce un gran choque cultural.

La miseria y explotación de la clase trabajadora. Miau de Galdós pinta el caso del cesante. En Misericordia, la criada de una señora burguesa es abandonada por esta.

El determinismo social y genético. Nuestros condicionantes sociales y familiares impiden que seamos libres. La desheredada de Galdós.

 

 

 

 

 

 

GENERO NARRATIVO

Estándar

Narrar significa relatar un acontecimiento o una serie de acontecimientos. La historia, el periodismo y la literatura narrativa relatan sucesos, entendidos como hechos que se cumplen en una sucesión temporal, en un espacio teórico o geográfico determinado y con la participación de personajes de la más diversa índole.

¿Cuál es, entonces, la diferencia fundamental entre el discurso literario narrativo y los discursos de de la historia y el periodismo? Los hechos narrados en los discursos históricos y periodísticos verdaderamente ocurrieron, pertenecen al mundo real. El discurso literario narrativo relata, en cambio, sucesos reales o imaginarios, configurando un mundo ficticio.

Elementos básicos de una narración

En todo discurso narrativo siempre está presente una voz que relata los hechos: el narrador.  Éste es un elemento ficticio, creado por el autor y que permanecerá vigente todo el tiempo que la novela o cuento existan como tales. Por lo tanto, no debe confundirse con el autor, quien es que es quien determina el tipo de narrador preciso que quiere para su historia.

El narrador puede clasificarse como desde diversas perspectivas: la persona gramatical desde la que narra, su participación en la historia, el grado de conociento que posee.

Según la participación que tiene en el relato el narrador puede ser:

a) Narrador personaje: También conocido como homodiegético (ubicado dentro de la diegésis o historia). En este caso, un perosnaje asume el papel del narrador y narra desde su perspectiva, por lo cual conoce los hechos desde su propia experiencia como participante de los hechos. De esta manera, su grado de conocimiento es parcial.

1) Narrador Protagonista: Es un narrador que desempeña el rol principal del relato, contando los hechos fundamentealmente en primera persona (yo).

2) Narrador Testigo: Es un narrador pasivo, observador de los hechos, que se abstiene de emitir juicios y comentarios. Puede ser un personaje que no participa de la acción o que narra los hechos luego de ocurridos, según lo que ve, escucha o le han contado, por lo que el conocimiento de los hechos es limitado. Puede narrar utilizando una tercera persona  gramatical, sin que desaparezca la primera, la que lo posiciona como personaje de la historia.

b) Narrador no personaje: También conocido como narador heterodiegético (ubicado fuera de la diegésis o historia). Narra en tercera persona gramatical. Está fuera del relato, no participa en los hechos ni se compromete, lo que valida su condición de narrador objetivo. Se reconocen en esta clasificación: Omnisciente y Conocimiento relativo.

1. Narrador Omnisciente: Tiene un conocimiento totalitario de la historia, puede narrar desde la génesis de ésta o desde la conciencia de los personajes, lo conoce absolutamente todo.

2. Narrador de Conocimiento relativo: Éste no conoce la historia, o bien la conoce muy poco, sólo se centra en narrar detalles que son observables por él. Es el narrador más objetivo de todos.

Según la persona gramatical usada el narrador puede ser:

a) narrador en primera persona gramatical: El narrador ocupa la primera persona gramatical, el yo, y habla de sí mismo.

b) narrador en segunda persona: El narrador se refiere a una segunda persona, tú, vosotros, usted, ustedes.

c) Narrador en tercera persona: El narrador alude a la tercera persona, él o ella, ellos o ellas.

Modos o estilos narrativos

Corresponden a las formas en que el narrador da a conocer el decir de los personajes.

a) Estilo Directo: El narrador introduce el diálogo de los personajes dejando que ellos mismos sean los que hablen en el relato, cediéndoles la palabra, de manera que sus parlamentos aparecen. reproducidos en forma directa. Sus palabras son expresadas gráficamente por medio de comillas o guiones.

b) Estilo Indirecto: El narrador domina el relato. En este caso el diálogo de los personajes es incorporadoa la narración y dado a conocer a través de la voz del narrador. Para esto el narrador utiliza la conjunción “Que” como conexión entre él y las palabras del personaje.

c) Estilo Indirecto Libre: En este tipo, el discurso del narrador aparece, combina el diálogo de los personajes, además de lo quie piensan o sienten los personajes. para ello se fusionan las palabras del narrador con las de los personajes, apareciendo fundido con el discurso del narrador.

La disposición de los acontecimientos es variable según la opción que asuma el narrador: puede relatar los hechos desde sus inicios, en una sucesión cronológica lineal o bien en forma discontinua, o en retrospectiva.

a) Narración “Ab ovo”: desde el huevo u origen. El narrador sitúa como punto de partida del relatoel momento del inicio cronológico de la acción. Esta forma sigue  linealmente la secuencia narrativa desde el principio hasta su descenlace.

b) Narración “in media res”: significa en medio de la cosa. El punto de partida del relato es un momento ya avanzado de la historia. Desde ahí el narrador avanza o retrocede en la narración. Hay saltos, tanto al pasado distante como al inmediato, que alteran la linealidad temporal.

c) Narración “in extrema res”: significa en el extremo o final de la cosa. El punto de partida es el final de la historia y desde ese momento hay una mirada retrospectiva que retoma la situación con la que comienza el relato y que implica sucesivos cambios temporales.

Cuando se analiza el tiempo de la narración conviene tener en cuenta esta distinción:

EL TIEMPO EXTERNO O HISTÓRICO: Es la época o momento en que se sitúa la narración. Puede ser explícito o deducirse del ambiente, personajes, costumbres, etc.
EL TIEMPO INTERNO: Es el tiempo que duran los acontecimientos narrados en la historia. Puede ser toda una vida o varios días. El autor selecciona los momentos que juzga interesantes y omite (elipsis =saltos temporales) aquellos que considera innecesarios. En este contexto el tiempo narativo puede ser:

a) Lineal cronológico: En este caso el relato se narra desde el inicio hasta el final o descenlace.

b) Anacrónico: En este caso el relato es contado realizando saltos temporales hacia el pasado, o bien, hacia el futuro. Aquí podemos encontrar la analepsis y la prolepsis.

En el caso de la analepsis, que es un retroceso o retrospección hacia el pasado, los personajes pueden remontarse hacia tiempos pasados realizando recuerdos breves (flash back) o bien, recuerdos más largos o extensos (Racconto)

En el caso de la Prolepsis, que es un anticipación al fututo el personaje puede saltar hacia el futuro realizando anticipaciones en las acciones que aún no suceden.

En la narración, también se encuentran los personajes, los que actúan como generadores y participantes de los hechos, los que muestran distintos grados de importancia.

En el caso de los personajes, estos pueden ser clasificados según su participación y su evolución.

El protagonista es el personaje más importante y significativo del relato.

También suele presentarse otro personaje que lo enfrenta, oponiéndose a sus acciones: este es el antagonista. Existen, además, otros personajes secundarios, auxiliares o transitorios que cumplen roles menores.

De acuerdo a su evolución los personajes pueden ser Evolutivos o redondos y estáticos o planos. En el caso de los primeros los personajes presentan cambios en el transcurso del relato, sobre todo a nivel sicológico. Los personajes planos, en cambio, son aquellos que no cambian en el transcurso del relato, presentando las mismas características desde el inicio hasta el final de la historia.

REPASO GÉNERO LÍRICO 8º

Estándar

GENERO LÍRICO: EXPRESION DE SENTIMIENTOS

Todas las personas tienen sentimientos, y a la mayoría nos gusta expresarlos. Tenemos una especie de necesidad de dar a conocer aquello que sentimos, a través de alguna manifestación y esta muchas veces puede ser la escritura.

En estas obras se utiliza un lenguaje especial. En el se produce una sonoridad, una especie de ritmo distinto, que nos ayuda a meternos en el mundo de los sentimientos.

Las obras líricas, basándose en su función expresiva o emotiva, se agrupan en un gran conjunto, llamado Género Lírico. Posee cuatro elementos básicos: el poeta, el hablante lírico, el objeto lírico y el tema lírico.

 ·        EL POETA:

Es la persona que crea la obra, ya sea por escrito o en forma oral, es como el autor, pero a los autores de obras líricas se les llama poetas o poetisas.

·        EL HABLANTE LÍRICO:

Es quien transmite sus sentimientos o emociones en la obra lírica, no es el poeta, sino un ser ficticio creado por el autor y que nos comunica su propia interioridad, que también es ficticia. A través de la lectura de la obra lírica, se pueden determinar distintos aspectos del hablante, por ejemplo si es hombre o mujer, como es, etc.

Para expresar su supuesto mundo interior, el hablante puede adoptar diferentes actitudes líricas como:

a.- Actitud Enunciativa: El hablante expresa el contenido a través de un tono narrativo donde nos cuenta algún hecho concreto impregnado de emocionalidad. Es una especie de narración.

Ej.:

“El jinete se acerca tocando el tambor dentro de la figura del niño, tiene los ojos cerrados.” G. García  Lorca.

 b.- Actitud Apostrófica: También llamada apelativa. En ella, el hablante expresa el contenido en forma de diálogo con su interlocutor ideal, se dirige en forma directa a alguien para transmitirle sus sentimientos, se dirige a un tú o a un nosotros.

Por ejemplo, en los versos “juventud, divino tesoro/ ¡ya te vas para no volver!”, el hablante se esta dirigiendo, en actitud apostrófica, a la juventud. Sin embargo, en estos versos: “por todas partes te busco/ sin encontrarte jamás”, le habla, con su actitud apostrófica, a alguien que no sabemos exactamente quien es; puede ser un amigo, un perro, etc.

c.- Actitud Carmínica o de la canción: Cuando el hablante expresa su personal mundo interior, a través de símbolos que hacen difícil la comprensión del poema.

 ·       El OBJETO LÍRICO:

Es la persona, animal o cosa, u otro, que inspiran la obra lírica, es decir, lo que produce en el hablante, algún sentimiento o emoción, que él expresa a través de su obra. El objeto lírico no es necesariamente a quien se le habla cuando el hablante utiliza la actitud apostrófica.

Por ejemplo, puede existir una obra en la que el hablante se dirige en actitud apostrófica a un amigo, y le transmite su amor por su esposa. En este caso, el objeto lírico sería la mujer del hablante.

·        EL  TEMA:

Es de lo que se trata la obra lírica. A pesar de que todas ellas se refiere a sentimientos, existen muchos tipos de sentimientos. Entonces, en una obra que habla de amor, por ejemplo, el tema puede ser el amor no correspondido, el amor infiel, o el amor feliz y pleno.

En cada obra el hablante lírico nos transmitirá su forma de sentir. Esto hace que los temas sean distintos, a pesar de tener en común su pertenencia al mundo interior.

LAS FIGURAS LITERARIAS:

El lenguaje literario que se usa para que lo dicho sea mas expresivo, llamativo y hermoso.

La descripción usando el lenguaje figurado o lleno de figuras literarias hace que lo descrito sea más hermoso y lleno de poesía.

Las figuras literarias también pueden ser aplicadas en el lenguaje coloquial o de uso diario y en este caso no necesitan de un lenguaje retórico, pulido o literario.

LAS FIGURAS LITERARIAS más importantes son las siguientes:

     A)      Personificación: Es un recurso literario que consiste en atribuir cualidades, vida, sentimientos a seres u objetos que no la tienen.

Lenguaje literario

Ejemplos: “la cuidad sonreía ayer”, “con alegre son, los martillos cantan su alegre canción”.

Lenguaje coloquial

mi corazón salta de alegría cada vez que te veo”, “concierto de tripa”, “la escoba parecía bailar en sus manos”.

      B)      Comparación: consiste en establecer semejanzas entre dos elementos. Esto se expresa a través de dos elementos comparativos que son palabras como: parece; así como; igual que; como:

 Lenguaje literario

Ejemplos: “cabellera rubia y suelta corriendo como un estero”

Lenguaje coloquial

“mas fome que chupar un clavo”, “”mas babosa que un caracol”.

C) Metáfora: Amenudo, el poeta no dice las cosas directamente, usa figuras: expresa que la gallina tiene el traje amarillo entero, como si sus plumas fueran sus vestidos. Esta figura se llama metáfora y consiste en llamar las cosas con otro nombre, porque tiene cierta semejanzas, cuando tu dices que algún compañero es florero, porque les gusta llamar la atención o te refieres al joven o la niña que te gusta, como tu “media naranja”, utilizas una metáfora en sentido coloquial.

 Lenguaje literario

Ejemplo:

“perlas caen de sus ojos”, “tu piel de porcelana”

Lenguaje coloquial

Ejemplo:

manitos de harina”, “pata de lancha”.

D) Hipérbole: Consiste en exagerar una cosa aumentando o disminuyendo la verdad para impresionar más la imaginación.

 Lenguaje literario

“Lautaro le ganaba al viento en la carretera”, “con mis lágrimas formaré un lago”, “su brazo era tan veloz como una flecha disparada”.

Lenguaje coloquial

“me muero de hambre”, “te quiero de aquí al cielo y vuelta”.

     E)     Hipérbaton: El autor utiliza este recurso cuando altera el orden lógico de la oración.

 Lenguaje literario

para hacer esta muralla tráiganme todas las manos”, los negros sus manos negras los blancos sus manos blancas”.

Lenguaje coloquial

“de negro, asistió la señora al baile”, “por años se ha visto la grandeza de los árboles y los cielos”, “de pena murió aquella mujer”.

 F)      Epíteto: Es un adjetivo calificativo que no añade ninguna significación, pues esta se halla implícita en el propio sustantivo.

Ejemplo:

prado verde”, “sangre roja”, “nieve blanca”.

Estructura externa de un poema, elementos configuradores:

1.- Verso: Cada línea es un verso, es la unidad mínima de un poema y esta sujeta a leyes de métrica ritmo y rima.

Ejemplo: puedo escribir los versos mas triste esta noche”. (Poema XX )

2.-  Estrofa: Es la agrupación de un conjunto de versos dentro de un poema.

 Ejemplo:

3.- Métrica: Es la ciencia y arte de la versificación, que otorga belleza y gran armonía a lo que se pretende expresar. La métrica o medida, tiene como objetivo determinar el número de silabas de que consta el verso, sin embargo, la silaba métrica no es en castellano, lo mismo que la silaba gramatical, ya que en el primer caso debemos conocer previamente las llamadas licencias métricas.

Licencias métricas:

Generalmente la cantidad de silabas de los versos se mantiene a lo largo de la poesía. Para contar la cantidad de silabas se debe tener en cuenta las siguientes reglas:

1.-Ley del acento final:

v    Si la última palabra del verso es aguda, se suma una silaba.

v    Si la última palabra del verso es esdrújula, se resta una silaba.

v    Si la ultima palabra del verso es grave queda con la misma cantidad de silabas.

 2.- Sinalefa:   Si una palabra termina en vocal y la siguiente empieza en vocal o en h seguida de vocal, se unen en una sola silaba.

Clasificación de los versos según el número de silabas poéticas:

De acuerdo al número de silabas que contiene un verso, se clasifican en: verso de arte menor:

Tetrasílabos: 4 silabas

Pentasílabos: 5 silabas

Hexasílabos: 6 silabas

Heptasílabos: 7 silabas

Octosílabos: 8 silabas.

 Entre los versos de arte mayor, con más de 9 silabas, se destacan por su uso:

Endecasílabos: 11 silabas

Alejandrinos: 14 silabas.

4.- Rima: el lenguaje de la poesía se caracteriza por la musicalidad y ritmo (vecina – gallina); (lloro – coro, etc.) esta igualdad entre dos o mas versos a partir de la ultima vocal acentuada se llama rima. Hay dos clases de rima: rima consonante y rima asonante.

A)          Rima consonante: dos versos, tienen rima consonante cuando sus palabras finales tienen iguales todas sus letras o sonidos, contando desde la última vocal acentuada.

B)          Rima asonante: dos versos tiene rima asonante cuando sus palabras finales tienen iguales la vocal acentuada y la última vocal abierta o fuerte.

  Ejemplo:

Era ciego longino y lo pusieron delante de Jesús crucificado AO

A tu enemigo hierele gritaban hiere firme valiente legionario AO

Y el malvado la punta de su lanza feroz clavo de cristo en el costado AO.

Había otro, entre si decía mas pobre y triste que yo=o y cuando el rostro volvió = o hallo la respuesta viendo = endo r. consonante que iba sabio cogiendo = endo las hojas que el arrojó = o rima asonante.

Tópicos Literarios

Estándar

 

AMOR POST MORTEM (Amor más allá de la muerte):

Carácter eterno del amor, sentimiento que perdura después de la muerte física.

 

AMOR BONUS (Amor bueno):

Carácter positivo del amor espiritual.

 

AMOR FERUS (Amor salvaje):

Carácter negativo del amor físico, de la pasión sexual.

 

AMOR MIXTUS (Amor mixto):

Carácter complejo del amor físico y espiritual, cuando se dan conjuntamente.

 

BEATUS ILLE (Dichoso aquel):

Elogio de la vida campesina, rural, frente al ajetreo urbano y cortesano.

 

CARPE DIEM (Goza de este día):

Invitación al goce de los años de juventud (= día) y al aprovechamiento del momento, antes de que el inevitable paso del tiempo nos conduzca a la vejez y a la muerte.

Vid. Collige, virgo rosas y Fugit irreparabile tempus

 

COLLIGE, VIRGO, ROSAS (Coge, virgen, las rosas …):

Carácter irrecuperable de la juventud y la belleza: invitación a gozar del amor (simbolizado en la rosa) antes de que el tiempo robe nuestros mejores años.

Vid. Carpe Diem

 

CONTEMPTUS MUNDI (Desprecio del mundo):

Menosprecio del mundo y de la vida terrena que no son otra cosa que un valle de lágrimas y de dolor.

 

DESCRIPTIO PUELLAE (Descripción de la joven):

Descripción física enumerativa-gradativa de una joven siguiendo un orden descendente: cabeza, cuello, manos…

 

DUM VIVIMUS, VIVAMUS (Mientras vivimos, vivamos):

Concepción de la vida humana como algo pasajero e irrenunciable con la consiguiente invitación a su goce y disfrute.

 

FUGIT IRREPARABILE TEMPUS (El tiempo pasa irremediablemente):

Carácter irrecuperable del tiempo vivido: evocación de la condición fugaz de la vida humana.

 

FUROR AMORIS (El amor apasionado):

Concepción del amor como una enfermedad que niega todo poder a la razón.

 

HOMO VIATOR (El hombre viajero):

Carácter itinerante del vivir humano, considerada la existencia como “camino”, viaje o peregrinación.

Vid. Peregrinatio vitae

 

IGNIS AMORIS (El fuego del amor):

Concepción del amor como fuego interior. concepción del amor como una locura, como una enfermedad mental que niega todo poder a la razón.

 LOCUS AMOENUS (Lugar agradable):

Carácter mítico del paisaje ideal, descrito bucólicamente a través de sus diversos componentes (prado, arroyo, árbol…) y relacionado, casi siempre, con el sentimiento amoroso.

 

MEMENTO MORI (Recuerda que has de morir):

Carácter cierto de la muerte como fin de la vida: advertencia aleccionadora.

 

MILITIA EST VITA HOMINIS SUPER TERRA (La vida de los hombres sobre la tierra es lucha):

Carácter bélico de la vida humana, entendida como campo de batalla en el que se desarrolla una continua lucha frente a todo: los hombres, la sociedad, el destino…

 

MILITIA SPECIES AMOR EST (El amor es un tipo de lucha):

Carácter bélico del sentimiento amoroso, visto como contienda o enfrentamiento entre dos adversarios: los enamorados.

 

OMNIA MORS AEQUAT (La muerte iguala a todos):

Carácter igualitario de la muerte que, en su poder, no discrimina a sus víctimas ni respeta jerarquías.

 

OCULOS SICARII (Ojos homicidas):

Carácter simbólicamente asesino de la mirada.

 

PEREGRINATIO VITAE (El viaje de la vida):

Carácter pasajero de la vida humana, entendida como “camino” que el hombre debe recorrer.

Vid. Homo viator

 

QUOMODO FABULA, SIC VITA (Así como el teatro es la vida):

Carácter representativo de la vida humana: dramatización única e irrepetible de nuestra existencia.

Vid. Vita-theatrum

 

QUOTIDIE MORIMUR (Morimos casa día):

Carácter determinante del tiempo en la vida humana, considerada como “camino” que debe recorrerse hacia su meta: la muerte.

Según ello, cada momento de nuestra existencia es un paso hacia la muerte.

 

RECUSATIO (Rechazo):

Rechazo de valores y actitudes ajenas.

 

RELIGIO AMORIS (Culto al amor):

Carácter alienante del sentimiento amoroso, presentado como una enfermedad o servidumbre de la que el hombre debe liberarse.

 

RUIT HORA (El tiempo corre):

Carácter efímero del tiempo y, por extensión, de la vida, que nos precipita hacia la muerte irremediablemente.

 

 SIC TRANSIIT GLORIA MUNDI (Así pasa la gloria mundana):

Carácter pasajero de la fortuna o reputación humana, condenada a verse arrastrada por la muerte.

 

SOMNIUM, IMAGO MORTIS (El sueño, imagen de la muerte):

Carácter de muerte aparente que ofrece el cuerpo humano en actitud de reposo, cuando el hombre duerme.

 

THEATRUM MUNDI (El teatro del mundo):

Carácter representativo del mundo y de la vida, entendidos como escenarios dramáticos en que diversos actores -los hombres- representan los papeles de una obra ya escrita.

Vid. Vita-theatrum

 

UBI SUNT (¿Dónde están?):

Carácter desconocido del más allá, de la otra orilla de la muerte, materializado en interrogaciones retóricas acerca del destino o paradero de grandes hombres que han muerto.

 

VANITAS VANITATIS (Vanidad de vanidades):

Carácter engañoso de las apariencias, que exige el rechazo o renuncia de toda ambición humana, por considerarla vana.

 

VARIUM ET MUTABILE SEMPER FEMINA (Variable y mudable, siempre es la mujer):

Carácter inestable de la mujer, presentada desde una perspectiva misógina como ser cambiante e indeciso.

 

VENATUS AMORIS (Caza de amor):

La relación amorosa es presentada como cacería del ser amado.

 

VITA-MILITIA (La vida como lucha):

Carácter bélico de la existencia humana, entendida como lucha constante frente a las adversidades y asechanzas externas.

 

VITA-FLUMEN (La vida como río):

Carácter fluyente de la existencia humana, equiparada a un río que avanza, sin detenerse, hasta fundirse en el mar, su muerte.

 

VITA-SOMNIUM (La vida como sueño):

Carácter onírico de la vida humana, entendida como un sueño irreal, una ficción extraña y pasajera.

 

VITA-THEATRUM (La vida como teatro):

Carácter representativo de la existencia humana, presentada como dramatización única e irrepetible del propio papel vital.

Vid. Theatrum mundi y Quomodo fabula, sic vita

Un poco de ayuda!!!

Estándar

Para la segunda patita de la prueba de contenidos!!! 3° CH…

Denominamos tópico literario a un tema o motivo que se ha repetido a lo largo de la historia de la literatura. También son los recursos que utilizan los escritores y poetas a la hora de escribir sus obras. Entendiendo los tópicos literarios desde el punto de vista de los motivos que dan lugar a un argumento literario podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no hay nada nuevo bajo el sol. Los mismos temas y los mismos personajes se han ido metamorfoseando a lo largo de la historia, y lo único novedoso suele ser el contexto histórico de la obra.

En la literatura occidental al menos la mayor parte de los temas provienen de la cultura clásica, bien sea esta la cultura griega o la latina. Otro conjunto de tópicos literarios tiene la biblia como fuente de inspiración. Como ya hemos advertido estos tópicos se han mantenido a lo largo de la historia.

Los tópicos grecolatinos más habituales que han sido profusamente utilizados por muchos escritores como temas recurrentes en sus obras en la actualidad ha quedado reflejado en breves sentencias latinas que encierran un profundo significado.

¿Qué es la literatura?

Responder esta pregunta no es fácil, ya que a través de la historia nos hemos encontrado con distintas visiones sobre esta situación. Los formalistas rusos postulan que: “en la literatura se violenta organizadamente el lenguaje ordinario, el que se transforma e intensifica y se aleja sistemáticamentede la forma en la que se habla cotidianamente. No es lo mismo decirle a alguien “S¿SAbe que mañana hay paro de salud?” a decirle “Sois la virgen impoluta del silencio”. En este último ejemplo nos damos cuenta que estamos en presencia de lo literario porque la textura, el ritmo y resonancia de las palabras van más allá de lo abstracto, es decir, no existe proporción entre el significante y el significado. El lenguaje empleado atrae sobre sí la atención, hace gala de su material y sonoridad.

En este contexto es el lector quien es el único capaz de actualizar y darle real valor a lo creado o producido por el autor, en este sentido la literatura es un proceso interminable en el que se relacionan la producción y la recepción del texto con tiempo y espaccios que son múltiples.

La literatura se organiza en los denominados “Géneros Literarios, que son la expresión con la que se denomina un modelo estructuralque sirve como criterio de clasificación, de agrupación de textos.

a) Género Narrativo: Este tipo discursivo es la configuración de un mundo ficticio en el que está presente una voz que relata hechos que provienen de las acciones de los personajes dentro de un tiempo y espacio determinado, por lo tanto utiliza la función referencias del lenguaje.

b) Género Lírico: Se distingue por el predominio de la función emotiva o expresiva del lenguaje a cargo de una voz que en este caso pasa a denominarse “hablante lírico”, quien manifiesta su estado anímico , sus emociones y sentimientos. No excluye otras formas textuales como la narración o la descripción, aunque éstas se encuentran subordinadas a las manifestación de la subjetividad e interioridad del hablante.

c) Género Dramático: En este género la función predominante es apelativa, dado su carácter dialógico. El mundo representado se manifiesta a través de distintas formas discursivas (diálogo, monólogo, soliloquio)

En cuanto a la configuración propia de la literatura podemos decir que ésta cumple con ciertas funciones u objetivos:

a) Función Estética: la obra literaria de forma primordia busca originar, promover la belleza (cambiante en cada época).

b) Función Didáctico Moral: La obra persigue regular los valores y las costumbres de las personas, es decir, dejar una enseñanza.

c) Función Cognoscitiva: La obra literaria intenta entregar un conocimiento de la realidad en que se sitúa, es decir, sirve como referencia histórica de la época de producción.

d) Función de crítica social: Aborda en este caso los problemas éticos del medio histórico en que se desarrolla. Muestra en este caso las percepciones de los autores respecto de lo que vivern  Tendencias de esta función son el realismo, el naturalismo, el indigenismo.

e) Función de Entretención: En general se asocia a la literatura popular o de masas, la cual tiende a poner énfasis en el desarrollo de las acciones.

La literatura puede clasificarse en dos tipos fundamentales, que no excluyen entre sí. Ambas formas se encuentran y complementan en la historia de la literatura.

a) Literatura Canónica o culta: Es reconocida institucionamente como tal. Tiene una fuerte idea de la creación individual, independiente de un público masivo. Trasciende en el tiempo , enriqueciéndose en lecturas renovadoras que no la agotarán nunca.

Tiene como caraterísticas fundamentales:

- Es estable y tiene un alto grado de organización estructural

- Es original y tiene el sello individual del autor.

- Tiene un alto grado de elaboración formal y estilística que no descuida ni la expresión, ni el material temático.

- Apunta a la imaginación, es audaz e innovadora.

b) Literatura popular o de masa: ésta suele ser menospreciada por los grupos culturales dominantes. Nace como un producto de las sociedades industrializadas, sobre todo a partir del siglo XIX, y es consumida por grandes sectores de la población. Su función se reduce, en su gran mayoría, a la evasión y al entretenimiento.

Tiene como características:

- Es consumida por amplios sectores de la población lectora, lo que lleva a sus autores a entregar elementos previsibles y rudimentarios.

- no existe una organización de los elementos en función de una unidad superior.

. Tiende a concentrarse en el material temático, en perjuiciode la elaboración verbal.